El pobre al hoyo y el rico al bollo

Por María José Barrantes

– Telehospital, dígame.

-¡Me han apuñalado!

– Lo mejor para eso es una transfusión sanguínea y unos cuantos puntos, son 300 euros ¿A domicilio o para consumir en el centro? Si lo recoge en el hospital la factura será de 500 euros por la hospitalización.

-Déjelo, ahora sí que me han apuñalado, me sale más barato morirme.

Es absolutamente impresentable que el Gobierno de este país no se dé cuenta de que está convirtiendo a la sanidad pública en un autentico comercio equivalente a cualquier negocio de comida rápida. Da igual la lucha incansable de médicos, enfermeros, celadores… las voces que se alzan procedentes de esas batas blancas importan tan sólo a aquellas carteras incapaces de sostener una sanidad que de pública dentro de un tiempo tendrá poco. Si estamos viviendo una crisis económica díganme quién se podrá costear una operación, una consulta, una radiografía. La privatización no ayudará a la calidad de la sanidad ni tampoco hará que la deuda que pueda tener el país se reduzca, todo lo contrario ¿Puede ocurrir que este modelo empresarial no sea viable y el Estado tenga que inyectar dinero a los hospitales?.

Cada vez se están estableciendo más diferencias entre pobres y ricos.

Los últimos pueden defenderse porque los monederos de los pobres dan tiritones ante las tasas judiciales. Pero es que ya ¡ni con la lotería podemos pasar a ser los “nuevos ricos”! Pues el piadoso gobierno de España ha establecido un impuesto del 20% sobre premios superiores a 2.500 euros. Pero volvamos al tema, ¿de verdad nadie piensa escuchar las reclamaciones de un colectivo del que depende nuestra salud? Tal vez los altos mandos de este país necesiten un otorrino al que por cierto, ellos sí podrán recurrir pero al que no acudirán porque más vale tener todo para ellos que hacer un estado en el que todos sus ciudadanos tengan las mismas oportunidades. Personalmente, agradezco a todo el colectivo médico la lucha que está llevando a cabo para que no se comercialice con la salud, algo tan importante como la educación. Esperemos que el Gobierno no esté pensando “El pobre al hoyo y el rico al bollo”. ¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s