Archivo de la categoría: Opinión

Periodismo, no todo vale

G.C.

Soy periodista desde hace unos años y mairenera desde que nací, como periodista me gusta leer todo lo que se escribe de mi pueblo y aunque es la primera vez que escribo una carta al director espero me la publiquen ya que quiero denunciar desde aquí el daño que se esta haciendo a nuestra profesión, entiendo que un periódico mensual no puede dar una información muy actual, pero leyendo un articulo de un periódico de Mairena que salió el día 25 de Junio (para cinco días) ¿como puede poner un titular de un articulo “Mairena podría contar con un nuevo complejo deportivo con una inversión de cinco millones de euros”? cuando en los primeros párrafos del articulo pone “invertirán en su construcción cinco millones de euros si el partido popular gana las próximas elecciones municipales”. Seguir leyendo Periodismo, no todo vale

Anuncios

La cara B de Cristiano Ronaldo

Por María José Barrantes

Advertencia: puede que si te cae mal este jugador este moleste soberanamente las palabras que leerás a continuación. Si es así, te recomiendo que te acomodes y te tranquilices.

Chulo, creído, egocéntrico, pijo… son algunos de los apelativos que se le han dedicado al joven portugués jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo. Seguir leyendo La cara B de Cristiano Ronaldo

Con un par de ‘andaluces’

Por María José Barrantes

Que la crisis que azota nuestro país está afectando especialmente a las clases más bajas, no es nada nuevo. Tampoco lo es que la mayor parte de los políticos parezcan hacer oídos sordos a las reivindicaciones de un pueblo que les votó pensando en que ellos mejorarían su calidad de vida. Las continuas y distintas formas de manifestar el malestar que la sociedad está llevando a cabo parecen no afectar para nada a unos ‘representantes’ que van al pleno con sus maletas para irse de vacaciones. Seguir leyendo Con un par de ‘andaluces’

Ryanair y Sevilla: la polémica

Por Ángela Ochoa

La compañía ‘low cost’ Ryanair en estos últimos meses se encuentra envuelta en numerosas polémicas. Hasta ahora, hemos podido observar que los medios de comunicación han hecho una especie de campaña contra la compañía, vertiendo información falsa. Un ejemplo de ello son los muchos aviones de la compañía que han tenido que darse la vuelta o efectuar aterrizajes de emergencia ante la escasez de combustible. Pero lo cierto es que no es la única compañía que se ha visto afectada por estos hechos, es el caso de British Airways, entre otras. Seguir leyendo Ryanair y Sevilla: la polémica

La educación pública vs privada

Por Ángela Fernández

Según el CIS, el 35,8% de los encuestados la prefiere frente a la privada y la concertada y la señala como primera opción para sus hijos, pese a los recortes que está llevando a cabo el PP y los intentos de la derecha mediática de atacar a la educación pública. Seguir leyendo La educación pública vs privada

28 años después se repite la imagen

Por María José Barrantes 

El pasado 16 de abril la sociedad se revolucionaba por la condena de 24 meses de prisión de Isabel Pantoja por blanqueo de capitales. Independientemente de lo justo o no de la sentencia lo cierto es que para muchos ese juicio ha estado demasiado mediatizado. ¿Casualidad que Isabel fuera siempre la reprochada por el juez? No entiendo el por qué Julián Muñoz durante los primeros días de juicio utilizó una tablet e Isabel Pantoja recibe un mensaje en el móvil con la noticia de que acababa de ser abuela y, a pesar de que en esos momentos nadie de la sala le reprochó mirar el teléfono, en la siguiente sesión a la tonadillera se la llamó la atención.

Cualquier gesto de la cantante era analizado por los medios hasta que llegó la sentencia. Sentencia que al hacerse pública fue puro espectáculo: se dijo el día y la hora a la que saldrían las condenas, se citó a los acusados en la sala y se hizo público. ¡Faltaba el vocero! Aquello parecía una gala de Gran Hermano, sólo faltaba Mercedes Milá diciendo aquello de ‘La audiencia ha decidido que debe abandonar la casa…’.

Pero sin duda, la falta de previsión por parte de las autoridades a la salida de Isabel Pantoja ha sido la fotografía más repetida en los medios. Una Pantoja por los suelos, agobiada por la gente, la prensa y la propia policía que intentaba protegerla. El chófer de la cantante subido al coche intentando que se abriera paso, para finalmente bajar y coger a Isabel introduciéndola en el coche medio desmayada. Una imagen parecida a la que se vio hace 28 años con la muerte del marido de la tonadillera, Paquirri.

Pronto las cadenas de televisión sacaron sus especiales, sus supuestos datos inéditos de un caso más que público, sus series recogidas en un cajón…

Puede que muchas personas piensen que Pantoja debería haber pisado la cárcel, que ha tenido un trato privilegiado aunque donde no ha tenido dicho trato ha sido en la protección policial que se debería tener, como cualquier imputado.

Los recursos de los imputados ratificarán o no las sentencias.

“De pobres para pobres”

Por María José Barrantes

Tal vez después de años en los que la Iglesia ha ido perdiendo fieles, y digo la Iglesia porque yo misma durante años he pregonado que cada vez creía menos en la iglesia y más en Dios, ahora vuelva a ser el refugio de las plegarias de los que creemos, gracias al nuevo Papa Francisco I.

La noticia de la renuncia del anterior Papa conmocionó al mundo entero, tanto como el ansia por conocer al nuevo. Cuando Francisco I se asomó al balcón de la Plaza romana de San Pedro y se presentó ante sus fieles con una actitud de entrega, humildad y bondad, predecía la llegada de una nueva época llena de luces que antes habían ensombrecido las repugnantes acciones de algunos ‘hombres del Señor’ contra niños.

Se acabó el lujo en la Iglesia, se acabó el oro que ha dado paso al anillo del pescador de plata pedido expresamente así por el nuevo Papa que no viste zapatos caros, sino unos gastados, que no luce un crucifijo de oro, sino que sigue manteniendo el que lució desde su nombramiento. Este es un Papa que deja que su pueblo se acerque a él, tal y como quería Jesús, sin temer que alguien le pueda hacer daño. Ya no hay ‘Papamóvil’, hay un coche descapotado desde donde Francisco I saluda y bendice a los más pequeños, del que se baja y da su mano saltándose el protocolo e incluso las órdenes de la guardia vaticana.  Él no quiere vivir en la residencia papal,  quiere pasear como siempre lo hizo por su ciudad, cerrar la  puerta de su antigua casa…

Personalmente, jamás pensé que una persona fuera capaz de superar el carisma y cariño que desprendía el siempre recordado Papa de la Juventud, Juan Pablo II. Sin embargo, ver esa cercanía, entrega, desobediencia, solidaridad, me hace creer de nuevo en la Iglesia que Francisco I está construyendo, una Iglesia casa verdadera de Dios, sin pecados, con maestría y devoción y con una idea que hoy es vital, una iglesia de pobres para pobres.

El éxito de la SICUE

Por Ángela Fernández

La SICUE es un Sistema de Intercambio entre Centros Universitarios de España que tiene como objetivo que los estudiantes universitarios puedan realizar un periodo de estudios en otra universidad española, con iguales garantías de reconocimiento académico de los estudios realizados en su universidad de origen. Este intercambio se basa en la confianza, la transparencia informativa, la reciprocidad y la flexibilidad entre las universidades que participan en el Programa. Todo esto es convocado por el Ministerio de Educación.

Cuál fue mi sorpresa al comenzar mi cuarto curso de carrera, el pasado octubre de 2012, cuando intenté pedir este sistema de intercambio para el próximo curso. A los que aún cursamos licenciatura –que se ha convertido en el plan antiguo y en fase de extinción aunque aún haya universidades que lo tengan- se nos deniega el acceso a la SICUE por el mero hecho de que está extinta en la mayoría de universidades. Pero si aún hay algunas universidades que lo ofertan, ¿por qué no sigue vigente? ¿Somos los estudiantes de licenciatura ya unos olvidados para el sistema? ¿No tenemos derecho también a poder estudiar nuestro último curso de carrera en otra universidad española?

Al parecer somos, para nuestro querido gobierno, demasiado costosos y un estorbo. Quieren Bolonia por encima de todo para sentirse europeos, pero es todo una maraña de mentiras. Toda Europa tendrá el mismo plan de estudios y seremos una Europa mejor con profesionales mejores cualificados y con el mismo nivel de exigencia, -perdonen que suelte  una carcajada-. Los estudiantes de grado no serán buenos profesionales porque el señor Wert está recortando en educación todo lo que quiere y más. ¿Quién va a pagar todas las consecuencias de sus actos? Seguramente sus hijas no.

Es por ello que en el título de mi artículo pongo éxito, porque la tercera acepción de esta palabra en la RAE es: fin o terminación de un negocio o asunto. La SICUE suponía para los  estudiantes un complemento formativo necesario, sobre todo, ahora con las altas tasas de paro juvenil y un mercado globalizado cada vez más competitivo.

El pobre al hoyo y el rico al bollo

Por María José Barrantes

– Telehospital, dígame.

-¡Me han apuñalado!

– Lo mejor para eso es una transfusión sanguínea y unos cuantos puntos, son 300 euros ¿A domicilio o para consumir en el centro? Si lo recoge en el hospital la factura será de 500 euros por la hospitalización.

-Déjelo, ahora sí que me han apuñalado, me sale más barato morirme.

Es absolutamente impresentable que el Gobierno de este país no se dé cuenta de que está convirtiendo a la sanidad pública en un autentico comercio equivalente a cualquier negocio de comida rápida. Da igual la lucha incansable de médicos, enfermeros, celadores… las voces que se alzan procedentes de esas batas blancas importan tan sólo a aquellas carteras incapaces de sostener una sanidad que de pública dentro de un tiempo tendrá poco. Si estamos viviendo una crisis económica díganme quién se podrá costear una operación, una consulta, una radiografía. La privatización no ayudará a la calidad de la sanidad ni tampoco hará que la deuda que pueda tener el país se reduzca, todo lo contrario ¿Puede ocurrir que este modelo empresarial no sea viable y el Estado tenga que inyectar dinero a los hospitales?.

Cada vez se están estableciendo más diferencias entre pobres y ricos.

Los últimos pueden defenderse porque los monederos de los pobres dan tiritones ante las tasas judiciales. Pero es que ya ¡ni con la lotería podemos pasar a ser los “nuevos ricos”! Pues el piadoso gobierno de España ha establecido un impuesto del 20% sobre premios superiores a 2.500 euros. Pero volvamos al tema, ¿de verdad nadie piensa escuchar las reclamaciones de un colectivo del que depende nuestra salud? Tal vez los altos mandos de este país necesiten un otorrino al que por cierto, ellos sí podrán recurrir pero al que no acudirán porque más vale tener todo para ellos que hacer un estado en el que todos sus ciudadanos tengan las mismas oportunidades. Personalmente, agradezco a todo el colectivo médico la lucha que está llevando a cabo para que no se comercialice con la salud, algo tan importante como la educación. Esperemos que el Gobierno no esté pensando “El pobre al hoyo y el rico al bollo”. ¡Buena Suerte!

EL ÚLTIMO ESPERPENTO DEL CINE ESPAÑOL

Por Ángela Fernández

El pasado 13 de Septiembre llegó a las grandes pantallas el último trabajo del séptimo arte español. Después de exitosos estrenos como “Azul oscuro casi negro” y “Primos”, Sánchez Arévalo nos presenta su último largometraje: “La gran familia española”. El que fuera guionista de la serie “Farmacia de Guardia”, famosa y apta para toda la familia, ha ido degenerando sin escrúpulos hasta concebir este último guión que parece no tener límites. Encuadrada como “comedia” no apta para menores de 12 años, la historia trata de una boda que se desarrolla en el contexto de la final del mundial de fútbol en la que España derrota a Holanda y se declara campeona del mundo.

Cuando leo críticas positivas tales como “atrevida”, “imperfecta” ó “libre de complejos” me echo las manos a la cabeza. Parece como si este director estuviese cogiendo carrerilla para consolidarse -si es que no lo ha hecho ya- como el nuevo perpetuador del esperpento que antaño estuviese reflejado en la verdadera comedia teatral de Valle-Inclán, que lo definía así: << buscar el lado cómico a lo trágico de la vida>>.

Claro que la cosa cambia cuando se quiere esperpentizar en un medio audiovisual como es el de la gran pantalla. Y es que es imprescindible buscar actores o colaboradores que, acuciados por la crisis del sector, no tengan más remedio que rebajarse y aceptar papeles tan denigrantes como son los de representar las majaderías que nos atribuyen desde el exterior y que, además, no hacemos más que confirmar con este tipo de películas.

Creo que el espectador ya sabe a lo que se enfrenta cuando se decanta por una película española y es una pena que otro tipo de cine no fuera lo que primara en España. Pero es esta la situación que actualmente tenemos en nuestro país: un cine mayoritariamente capaz de herir los valores de una sociedad sólo para intentar que olvidemos lo que ocurre entre risas, y con un alentador y muy falso orgullo de identidad. Si al final va a ser verdad que tenemos lo que nos merecemos…